0

    Tu carrito está vacío

    ¿Te suena el ácido hialurónico? 4 razones por las que necesitas incorporarlo a tu rutina.

    por Ignacio Barros agosto 02, 2022 4 min. de lectura

    ¿Qué es?

    El ácido hialurónico una molécula que producen varios animales e incluso algunas bacterias. En el ser humano es abundante en la piel y está presente en partes del cuerpo tan diversas como nuestras articulaciones, los ojos, los pulmones y nuestras arterias. Una persona promedio de 70 kilogramos de peso tiene alrededor de 15 gramos de ácido hialurónico en su cuerpo, de los cuales alrededor de un tercio se degrada y se repone cada día.

    Para qué sirve.

    El ácido hialurónico por lo general sirve para hidratar y lubricar zonas de nuestro cuerpo. En las articulaciones, por ejemplo, está presente en el líquido que evita la fricción entre los huesos. También es un actor clave en la protección de zonas dañadas en el cuerpo a través de la inflamación.

    Si bien estas funciones son muy importantes, alrededor de la mitad del ácido hialurónico en nuestro cuerpo está distribuido en nuestra piel, donde captura moléculas de agua para retener humedad. La piel juvenil mantiene su turgencia, resistencia y elasticidad, entre otras características, gracias a su alto contenido de agua. El ácido hialurónico es responsable de mantener los niveles de humedad de la piel ya que presenta la increíble capacidad de retener agua en un porcentaje equivalente a miles de veces su peso. ¿Recuerdas los 15 gramos que había en un humano adulto? Esa cantidad de ácido hialurónico podría retener hasta 15 litros de agua. Es por esto por lo que el ácido hialurónico tiene un efecto positivo ante el envejecimiento producido por el transcurso del tiempo y por factores medioambientales externos. Sin embargo, el proceso natural de envejecimiento y la exposición a elementos como la radiación ultravioleta del sol, el humo del tabaco y la contaminación, pueden disminuir la cantidad de esta molécula en la piel.

    Piel

     

    4 Beneficios de su aplicación en la piel.

    A partir de los 23 años, en promedio, nuestra piel va perdiendo paulatinamente la capacidad de reponer su ácido hialurónico, por lo cual comienza a ser una buena idea utilizar suplementos, como formulaciones en cremas, geles, lociones, suplementos alimenticios o tratamientos de inyección.

    A continuación, te contamos los 4 principales beneficios que se han observado en estudios con ácido hialurónico en fórmulas para la piel:

    Hidratación: La aplicación de ácido hialurónico ha demostrado aumentar la cantidad de agua que puede retener la piel, mejorando su apariencia y previniendo los efectos de la resequedad, causantes de las principales señales del envejecimiento. Pero ojo cuando elijas un producto: Solo el ácido hialurónico con fragmentos de tamaño menor a 1000 kDa (kDa es una unidad de medida para moléculas) puede ofrecer una hidratación profunda, ya que solo estos fragmentos pueden penetrar a través de la piel.

    Agua mano

    Apariencia de arrugas: El ácido hialurónico puede reducir la profundidad de las arrugas gracias a que se encarga de reponer el volumen de agua perdida, devolviéndole turgencia a nuestra piel. Nuevamente, para que este efecto sea observable será necesario elegir el producto que contenga el tipo de ácido hialurónico adecuado.

    Aumento en la elasticidad: Se ha observado un aumento en la elasticidad y firmeza de la pieltras el tratamiento con productos con ácido hialurónico. Por otro lado, otros estudios señalan que la aplicación de este tipo de productos estimula la producción de colágeno y elastina, dos elementos de la piel involucrados en su elasticidad y textura.

    Aumenta la capacidad de sanación: Se ha demostrado en ensayos que las formulaciones que contienen ácido hialurónico pueden acelerar la capacidad de sanar heridas en la piel. Existen cremas formuladas con ácido hialurónico que han sido probadas exitosamente como cicatrizantes de heridas y úlceras en pacientes postrados. También se ha usado para reducir las cicatrices del acné severo y otros problemas cutáneos que causan pérdida de piel.

    Tips y precauciones

    Si eres vegana debes tener especial cuidado al elegir un producto cosmético que contenga ácido hialurónico, pues su origen podría ser animal. El ácido hialurónico se sintetizó por primera vez de manera industrial desde crestas de gallos, lo cual sigue siendo una práctica rentable para algunos proveedores. Si necesitas una alternativa, busca productos que contengan ácido hialurónico obtenido por fermentación bacteriana.

    Si bien señalamos que los fragmentos más cortos de ácido hialurónico tenían el efecto más marcado en cuanto a hidratación, también debemos advertir que el ácido hialurónico y en especial el de fragmentos cortos, puede resultar muy agresivo para pieles sensibles, por lo cual es recomendable elegir un producto con una concentración adecuada a tu piel en vez de buscar inmediatamente el que tenga mayor concentración. Como regla general, productos con hasta un 2% de ácido hialurónico en su fórmula son seguros (suelen ser sérums de hidratación intensiva) pero a partir de concentraciones de un 0,1% ya empiezan a ser efectivos. Siempre que sea posible, es aconsejable probar los productos en una zona pequeña de tu piel para comprobar que no se presenten efectos adversos.

    Dónde encontrarlo.

    El ácido hialurónico puede venir en distintas formulaciones dependiendo de las necesidades de hidratación de la piel. Puedes encontrarlo en su forma ácida o en su forma de sal, como “sodium hyaluronate” en los ingredientes de la etiqueta. Mientras más cerca esté de los primeros ingredientes en la lista, mayor será su capacidad hidratante. En Cosméticos Kénos tenemos para ti Hidro-K Día, con un 0,3% de ácido hialurónico producido por fermentación, sumado al efecto de la keratina de lana de oveja y la urea, para un efecto ultra hidratante y estimulante de la producción de colágeno, para una piel más turgente, resistente y sana.