🚚 DESPACHO GRATIS POR COMPRAS SOBRE $60.000 ($80.000 en zonas extremas) 🚚 | Por contingencia los despachos son los días lunes, miércoles y viernes.

Maskné, qué es y cómo combatirlo

¿Sufres de brotes de acné bajo tu mascarilla?

El “Maskné” y cómo combatirlo.

A medida que más países y negocios requieren que las personas usen mascarilla en ambientes públicos para combatir la propagación del COVID-19, aquellos con piel sensible preguntan cómo combatir lo que hay bajo la mascarilla: irritación y acné.

Harry Dao, dermatólogo de la unidad de salud en la Universidad Loma Linda en California, explica qué es el maskné y cómo prevenirlo.

Maskné. Viene de la palabra mask, mascarilla en inglés, y acné. Dao comenta que el maskné no es un fenómeno nuevo, ya que los profesionales médicos que suelen usar mascarillas pueden dar fe de este molesto problema cutáneo, pero la condición ahora se ha vuelto más extendida en la población general.

Maskné: Qué es y por qué ocurre.

El término médico para el maskné es “acné mechanica”, una condición de la piel provocada por el uso prolongado de equipo de protección facial, como cascos especiales para algunos deportes, equipo militar y de fuerzas del orden y mascarillas, entre otro equipo de uso médico. “Las mascarillas generan un ambiente caluroso, fricción y obstrucción en la piel. Cuando esto se combina con un ambiente húmedo debido a la respiración, al hablar o al sudor, se obtiene una receta para la aparición de erupciones,” dice Dao. “Los poros se congestionan y pueden convertirse en espinillas o en quistes de acné. Encima de esto, la obstrucción sostenida, el calor y el sudor pueden causar que la piel se vuelva seca, causar comezón y heridas.”

La Dra. Kassouf, médico general y dermatóloga, explica que el estrés por la pandemia, al igual que la irritación local por el uso de mascarilla, pueden hacer más probable la aparición de maskne.

El acné no es la única condición cutánea reportada por los usuarios de mascarilla, dice Dao. Otras complicaciones comunes incluyen:

  • Dermatitis alérgica por contacto: Algunas mascarillas manufacturadas pueden contener químicos que causan una reacción alérgica. El formaldehído y el bronopol pueden ser encontrados en las mascarillas quirúrgicas de polipropileno.
  • Rosácea: Clásicamente empeoradas por el calor y el estrés, el uso de mascarilla puede incrementar los brotes.
  • Dermatitis seborreica: Causa placas escamosas, piel inflamada y caspa persistente.
  • Foliculitis: Ocurre cuando levaduras o bacterias infectan los folículos capilares.

 ¿Cómo prevenirlo? 5 consejos para proteger tu piel de la irritación.

Lava tu cara primero.

Usa un limpiador suave que sea libre de fragancias y aceites y luego enjuaga tu cara con agua temperada o fría. “Esto previene que suciedad y aceites queden atrapados en la superficie de la piel, lo que causa las erupciones,” señala Dao. “Tu cara siempre debe estar limpia antes de ponerte tu mascarilla.”

Si sudas bajo tu mascarilla, la doctora Shari Marchbein, dermatóloga en New York, sugiere usar agua micelar o un limpiador suave para realizar un lavado rápido al quitártela. Lavar muy repetidamente tu rostro lo seca, lo cul engaña a las células de tu piel que detectan que deben producir mayor cantidad de grasa, lo cual puede generar más del acné que tratas de evitar.

Humecta tu cara.

La humectación del rostro debe llevarse a cabo con productos no comedogénicos (que no inducen la aparición de acné), preferentemente a base de ácido hialurónico. Al aplicar un humectante no solo mantienes tu piel hidratada, también actúa como una barrera entre tu cara y tu mascarilla, reduciendo la fricción. Aplicar sobre el rostro limpio antes y después de usar la mascarilla. Dao dice que se deben buscar humectantes que incluyan ceramidas, ácido hialurónico o dimeticona, ingredientes que ofrecen protección extra. Se debe tener cuidado con las fragancias, entre otros alérgenos de contacto comunes. Esto último puede tomar algo de tiempo de ensayo y error para encontrar la fórmula adecuada para tu tipo de piel.

Evitar el uso de maquillaje en lo posible.

De acuerdo a la Academia Americana de Dermatología, usar maquillaje para la piel bajo la mascarilla causa obstrucción de los poros y erupciones. El residuo del maquillaje también ensucia tu mascarilla. Si te pones maquillaje para una videollamada, considera quitártelo luego, cuando vayas a salir. Para aquellas personas que no puedan romper el hábito de usar maquillaje, se sugieren humectantes o bloqueadores solares con tinturas.

Lava tu mascarilla

“Necesitas tratar tu mascarilla como tratarías a tu ropa interior y lavarla frecuentemente,” dice la doctora Candrice Heath, profesor asistente de dermatología en la escuela de medicina Lewis Katz en Temple University. “No quieres acumular toda esa grasa, sudor y suciedad en tu mascarilla, para luego aplicártela en la cara constantemente.”

En caso de utilizar mascarillas de tela, es recomendable que estas sean de algodón. Si usas una de estas, lávala después de cada uso y evitarás que se transforme en un campo de cultivo de bacterias de tu nariz y boca. Recuerda que las mascarillas quirúrgicas desechables no deben reutilizarse. Al lavar, prefiere detergentes libres de fragancias, ya que estos pueden irritar tu rostro. Evita también el uso de suavizante.

Cuidado con los productos muy agresivos para tu piel.

Evita las exfoliaciones abrasivas o mecánicas, además de las fricciones con cepillos o esponjas. Mantente lejos de los productos más agresivos; los productos medicados que incluyen peróxido de benzoílo, retinoles y ácido salicílico resultan más irritantes para la piel cuando se usa mascarilla, así que debes tener cuidado acerca de cuánto y qué usas. La mascarilla intensifica la penetración de los productos en tu piel. Debes haber visto este fenómeno si has recibido, por ejemplo, tratamientos para piel reseca de los pies aplicando vaselina y usando calcetines para dejarla actuar durante la noche. El caso con los productos con ácidos o retinoles es que como estos resultan irritantes, por lo cual intensificar la penetración no es una buena idea. La doctora Carrie Kovarik, profesora asociada de dermatología en la Universidad de Pensilvania y miembro del Grupo de Trabajo en Dermatología del Covid-19, sugiere usar productos con actividad solo durante la noche. Si nunca has usado retinol, la doctora Kovarik es enfática en señalar que “ahora no es el momento de probar uno.” Si sueles usarlo, es un buen momento para reducir su uso.

Qué tener en consideración si ya tienes maskné.

Si tienes erupciones de maskné, ten en cuenta que los tratamientos para el acné suelen ser irritantes y aún necesitas una solución para la irritación continuada que provoca tu mascarilla.

Si notas signos como enrojecimiento y aparición de pus, consulta con tu dermatólogo, podría tratarse de una infección en tu piel.

Si has intentado todas las recomendaciones de arriba y tu acné persiste, quizás sea bueno revisar tu relación con las otras dos causas de acné: estrés y dieta. Si tienes una espinilla en el mentón, a simple vista, es imposible determinar si es a causa de la mascarilla, una noche de mal sueño o los atracones de comida chatarra del fin de semana. No puedes comprar medidas de control de estrés en un frasco, pero existe cada vez más evidencia, incluido un estudio de alto alcance publicado hace unas semanas en JAMA Dermatology, de que el chocolate, junto a otras comidas altas en azúcares y lácteos, causan acné en adultos. En ese sentido, una buena medida es evitar los alimentos procesados y remplazar la leche por bebidas de otros orígenes, como almendras o coco.

Por último, a pesar de que el maskné sea un problema inoportuno, dejar tu mascarilla no es una opción. Usar una mascarilla de seguro es molesto o incómodo, pero cuando se trata de detener el avance de COVID-19, la mascarilla es una primera línea de defensa.

Piénsalo de esta manera: si tienes maskné, un viaje a tu tienda de artículos de belleza, farmacia o dermatólogo pueden salvar tu piel. Si tú o uno de tus familiares termina contagiado por el coronavirus, tu piel será la última de tus preocupaciones.

Usar una mascarilla es de gran importancia. Al usarla, proteges a los demás y muestras respeto por ellos. A su vez, cuando otros usan sus mascarillas, ellos te protegen y muestran su respeto por tu salud.